6. ACTIVIDAD ASTRONOMICA EN CHILE

La relación astrónomos/población en un país desarrollado es de 10 por 1.000.000 de habitantes. Chile tiene 1,2 astrónomos (15 doctores en astronomía) por 1.000.000 de habitantes. A pesar de ser pequeña, la comunidad de astrónomos chilenos es (debido a la presencia en Chile de los observatorios extranjeros) la más productiva y calificada de Latinoamérica, superYo también a las de otras áreas científicas.

Los astrónomos chilenos se encuentran distribuidos de la siguiente manera:

A través de la Fundación Andes, la Universidades de Chile y Católica de Chile, están proyectando, en colaboración con Yale y Princeton, respectivamente, la implementación de programas de doctorado en sus departamentos.

Se calcula que Chile necesitará contar con 150 doctores en astronomía para poder utilizar el 10% de tiempo de observación disponible en todos los telescopios que funcionarán en el país a partir del año 2000.

Es esta reflexión la que llevó a la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados a plantear que, debido a esta suerte de "ventaja comparativa", la astronomía deberá servir de punta de lanza para el desarrollo del resto de la ciencia en Chile.

 

GRANDES PROYECTOS DE ASTRONOMIA EN CHILE

En los primeros años del siglo XXI, cuando estén operando los grandes proyectos actualmente en construcción en el Desierto de Atacama, Chile tendrá la más alta concentración de telescopios en el mundo.

En el Hemisferio Norte, los grandes proyectos se están concentrando en Hawaii y en las Islas Canarias. Debido a las especiales condiciones ambientales del Desierto e Atacama (gran número de noches despejadas al año, clima extremadamente seco y atmósfera transparente), éste presenta condiciones aún más favorables para la observación astronómica.

A continuación se señalan los principales proyectos en desarrollo en Chile:

EL VLT (Very Large Telescope, o Telescopio de gran Apertura) es el megatelescopio que la ESO instaló en el Cerro Paranal, II Región. De todos los proyectos de telescopios ópticos sobre la Tierra el VLT es el más grande y ambicioso.

El Cerro Paranal está ubicado 130 Kms al sur de Antofagasta. (120 Kms. al norte de Taltal) y a 20 Kms. de la Costa. EL VLT estará formado por 4 telescopios o unidades de espejos primarios de 8,2 metros de diámetro cada uno y de sólo 17 cms. de espesor, ordenados en una configuración trapezoidal. Cuando la luz de los 4 espejos se combina ópticamente, el VLT es comparable a un telescopio con un espejo de 16 metros de diámetro. Cada telescopio del VLT está dotado de los sistemas de óptica activa y adoptiva desarrollados por ESO, y podrá también ser operado separadamente.

El VLT será utilizado como un gran interferómetro. A las 4 unidades del VLT se le sumó una red móvil de telescopios más pequeños, lo que permitirá aumentar la resolución del VLT y llegar a la de un telescopio común de 100 metros de diámetro. Con esta resolución será posible identificar en la Luna objetos del tamaño de un metro.

El VLT entrará en operaciones en el año 2001 y su costo total, incluyendo su versión interferométrica, es de 700 millones de dólares.

Se trata de dos telescopios de espejos de 8,1 metros de diámetro y 20 cms. de espesor. El Géminis I, en Mauna Kei, Hawaii – EE.UU. El Géminis II está siendo instalado en el Cerro Pachón, ubicado en las cercanías del Cerro Tololo, Chile.

En este proyecto participan:

  • AURA (50 por ciento);
  • Reino Unido (40 por ciento);
  • Chile (5 por ciento); Brasil y
  • Argentina (2,5 por ciento cada uno).
  • En costo total de ambos telescopios es de 180 millones de dólares.

    El aporte de Chile, a través de CONICYT, es de 9 millones de dólares. Este aporte permitirá a los científicos chilenos contar con un tiempo de observación de un 5% en ambos telescopios (además del 10% que ya tienen por derecho propio en el Géminis construido en Chile).

    El Géminis II estará en operaciones probablemente a fines del año 1999.

    Se trata de un esfuerzo conjunto entre el Carnegie Institute de Washington y la Universidad de Arizona. Dos telescopios de 6,5 metros de diámetro serán instalados en el Cerro Manqui del Observatorio Las Campanas, Chile, y podrán funcionar igual que el VLT, como un solo telescopio.

    Costo estimativo del proyecto: 130 millones de dólares. Se espera que ambos telescopios estén operando en el año 2000.

    Es el proyecto de radiotelescopio más ambicioso del mundo. Contempla la instalación en el altiplano de Chajnantor, a 5000 metros de altura, de 60 a 80 antenas móviles, cada una de 10 metros de diámetro y de 40 a 60 toneladas de peso, con distancias entre antenas que pueden llegar a 10 Kilómetros. La NRAO es la Organización que con fondos de la National Science Foundation opera los principales radiotelescopios de los EE.UU. y Puerto Rico.

    El proyecto requerirá de una inversión de más de 400 millones de dólares y comenzará a operar escalonadamente a partir del año 1999.

    Resumiendo, estos 4 proyectos anteriormente descritos representan una inversión total de alrededor de 1.400 millones de dólares. En operaciones gastarán más de 50 millones de dólares en Chile. Se crearán alrededor de 250 nuevos puesto para ingenieros y técnicos chilenos altamente calificados: esos estarán en contacto con tecnología de punta. Los científicos chilenos tendrán tiempo de observación privilegiada en los más modernos y potentes telescopios del mundo.

    OBSERVATORIOS ASTRONOMICOS EXTRANJEROS EN CHILE

    El European Southern Observatory (Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral) ESO, es una organización internacional integrada por 8 países europeos: Alemania, Dinamarca, Bélgica, Francia, Italia, Países Bajos, Suiza y Suecia.

    Se estableció en Chile en 1963, a través de la celebración un Convenio con el Gobierno de Chile, ratificado por el Congreso Nacional en 1994.

    El Observatorio La Silla, a cien kilómetros al norte de La Serena, es el observatorio astronómico más grande del Hemisferio Austral. Actualmente cuenta con 14 telescopios ópticos (los 2 más grandes de espejos de 3,6 metros de diámetro) y un radiotelescopio submilimétrico (SEST) de 15 metros.

    El Observatorio del Cerro Tololo, ubicado en el interior del Valle del Elqui, IV Región, es operado por el AURA (Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía) un consorcio de universidades privadas estadounidenses que administra fondos de la National Science Foundation, el ente estatal de los EE.UU. encargado de la investigación científica.

    AURA se instaló en Chile en 1963 (contemporáneamente a la ESO), gracias a un Convenio con la Universidad de Chile. Posteriormente, gracias a las leyes 15.172 y 17.318 de 1970, gozan del mismo status diplómatico de ESO.

    Cerro Tololo Interamerican Observatory (CTIO) cuenta con un telescopio de un espejo de 4 metros de diámetro (similar al ESO 3,6) y otros tres telescopios auxiliares más pequeños.

    El Cerro Las Campanas, ubicado poco más al norte de La Silla, está operado por 2 instituciones: El Instituto Carnegie de Washington, EE.UU.; y la Universidad de Toronto, Canadá.

    EL CARSO (Carnegie Southern Observatory) cuenta en Las Campanas con el telescopio Irene Dopont de 2,53 metros y con un telescopio de 1 metro. La Universidad de Toronto opera en Las Campanas un telescopio de 060 metros. Además, en Las Campanas hay un telescopio solar de la Universidad de Birmingham.

    Goza del mismo status que AURA, por ende de ESO.